free hit counter
EN EL CENTRO
Leyenda: Santa Inocencia, la niña de la Catedral de Guadalajara

En la Catedral de Guadalajara yace el cuerpo de Inocencia, una pequeña que fue cubierta de cera para que su piel no se deteriorara, su triste historia tal vez sea la causante de que en la actualidad sea una de las santas que más milagros cumple a la comunidad que la visita.

Cuenta la leyenda que hace muchos años Inocencia era una niña muy alegre la cual vivía con su papá; ella acudía diariamente a la escuela y era una de las alumnas más brillantes de su grupo.

Un día, algunos de sus compañeritos platicaron de la emoción que sentían por asistir al catecismo, ya que estaban ansiosos por hacer su primera comunión.

La idea que embargó a Inocencia por poder cumplir con ese Sacramento la envolvió, de tal forma que lo primero que hizo al salir de la escuela fue ir a casa a contarle a su padre lo que deseaba hacer; la respuesta que recibió la menor no fue la que esperaba pues su papá en vez de apoyarla la golpeó con la intención de que su hija desistiera de esa idea.

Tema relacionado: La leyenda de la niña que ronda el panteón de Guadalajara

Las ganas de la pequeña eran muy grandes, así es que en secreto ella decidió prepararse para recibir el cuerpo de Dios; las monjas con las que tomaba el catecismo al enterarse de que el padre de Inocencia estaba en contra de lo que su hija quería hacer decidieron apoyarla.

El día tan anhelado para la pequeña llegó; lució el vestido más bonito que tenía con cuidado de no ser descubierta por su papá y se fue a la iglesia a hacer su primera comunión.

A su regreso a casa, Inocencia decidió que decirle la verdad a su papá sería lo mejor, por lo que cuando llegó y lo encontró en la cocina le platicó lo que había hecho… el semblante de su padre al enterarse cambió por completo, la ira que sintió lo cegó; fuera de control tomó un cuchillo y con todo el odio que sentía en ese momento se lo enterró a la niña en el pecho.

El grito proferido por Inocencia antes de morir hizo que los vecinos acudieran en su ayuda, sin embargo, aquella pequeña ya había perdido la vida, su papá huyó sin que posteriormente se supiera nada de él.

La conducta de Inocencia hizo que su cuerpo llegará hasta la Catedral de Guadalajara, pues simboliza las ganas de un niño por querer cumplir con Dios.

Diversos feligreses acuden a la pequeña para pedir ayuda, otros tantos la visitan para agradecerle algún milagro cumplido, y es que según se dice Santa Inocencia es tan milagrosa que la gente ha podido ver cuando ésta abre los ojos, además de que su cabello y sus uñas nunca han dejado de crecer.

 

También te puede interesar: ¡Bicarbonato de sodio, tu mejor aliado contra las canas!

No te puedes perder...

¡Gracias Don Fausto! El hombre detrás de la maquina para hacer tortillas 

La leyenda del zanjón del diablo en Tepatitlán, Jalisco

¡Alto! Por ningún motivo tires el aceite de cocina usado por el fregadero, aquí te decimos qué hacer con él

Terminemos con el mito ¿La vitamina C funciona contra el Covid-19?