free hit counter
EN EL CENTRO
La verdad sobre el Castillo Blanco de Xochimilco ¿Lo has visto?

Una de las principales atracciones que se encuentra en la CDMX, exactamente en la alcaldía de Xochimilco, son las trajineras. Años de tradición y cultura envuelven a este mítico lugar. Sin embargo, algunas cosas en sus alrededores, aun pueden ser desconocidas para algunos, tal es el caso del Castillo Blanco de San Diego.

Castillo blanco

El Barrio San Diego Tlalcozpan se encuentra en el norte de Xochimilco; en el sur de la CDMX, el cual es considerado uno de los nuevos barrios del lugar ya que fue fundado en siglo XVIII. En esta época sus habitantes se dedicaban a la agricultura y ganadería. No obstante, A finales del siglo XIX fue construido un misterioso castillo blanco.

Todos pensarían que el castillo con toques medievales, esconde una historia fantástica llena de Dragones, princesas y príncipes. Sin embargo nada más fuera de la realidad. Lo único que se sabe, es que esta edificación fue construida en los años 30 y pertenece a Eduardo Ramírez, mismo que regalaba juguetes a sus vecinos cuando regresaba a su casa de campo. 

En algún momento el gobierno pensó en convertir este castillo en una biblioteca pública, no obstante este proyecto no se llevó a cabo. 

Cabe señalar que este castillo está a una hora de los embarcaderos más cercanos en la zona y  puedes acercarte a él desde el callejón Tlachitongo, sin embargo no puedes entrar, ya que es propiedad privada. Pero esto no te limita a tomar hermosas fotos del lugar.

Otra forma de llegar es tomando el colectivo Ruta 65 que va para Taxqueña. Bajarse en la calle de Pino y asegurarte que estás en el Barrio de San Diego. Debes caminar sobre esa calle hasta Dalia y das vuelta a la izquierda. Seguir caminando hasta el segundo callejón y doblar a la derecha. Entrar al Barrio San Esteban y seguir hasta el puente peatonal. Desde ahí podrás ver esta fortaleza. 

Te puede interesar: Las Tlahuelpuchis; las vampiras de Tlaxcala que se alimentaban de niños

 

 

 

No te puedes perder...

Cáscara de plátano: ¡No la tires! mejor utilízala y sácale provecho con estos 8 usos

Dolores del Río: La mexicana que se convirtió en “la más bella de Hollywood”

La trágica historia que esconde la gárgola de piedra de la calle Motolinía

El trágico día que Chespirito encontró muerto a Raúl Chato Padilla