free hit counter
EN EL CENTRO
La leyenda de la Santa Compaña, las almas que anuncian un mal presagio

Las almas que penan por las noches en grupos llevan por nombre la Santa Compaña y aunque esta leyenda realmente es originaria de Galicia, en España; hay personas originarias del Municipio de Apan en el Estado de Hidalgo que relatan haber visto a estos espíritus hacer sus rituales por las noches.

La historia que a continuación damos a conocer ha empezado a dar la vuelta por todo nuestro país, y es que aunque no es muy conocida, una que otra persona también ha identificado que esta situación se ha presentado en el lugar donde vive.

Cuenta la leyenda que una mujer vivía con sus hijos muy cerca de la carretera; ella tenía la costumbre de acostarlos y esperar a que durmieran para que ella pudiera hacer lo mismo.

Aquella noche del 23 de diciembre como de costumbre acostó a los pequeños, y cuando vio que se quedaron dormidos optó por ir a descansar también, cabe mencionar que en su habitación había un gran ventanal por el cual se podía ver la carretera, por lo mismo era muy común escuchar mucho ruido por la noche.

Pues bien, todo transcurría de manera normal, la mujer se quedó dormida hasta que por alguna situación a mitad de la noche se despertó; la mujer aprovechó para ver que sus hijos estaban bien y fue a la cocina por un poco de agua.

Cuando nuevamente la mujer se preparaba para dormir escuchó unos murmullos, al principio no les tomó importancia pero se percató que cada vez eran más fuertes y más cercanos.

Tema relacionado: Leyenda: La bruja de Aculco que encerraba las almas de los niños en un árbol

Eran las 3 de la mañana y aquello que estaba sucediendo no era normal, lo peor es que ahora también se podía escuchar como entonaban unos cánticos tenebrosos, como si estuvieran invocando algo.

Aterrada por lo que estaba sucediendo la mujer intentó asomarse por la ventana para ver lo que sucedía, pero el estado de shock en el que se encontraba solo le permitió ver a través de la cortina.

No era posible lo que sus ojos veían, muchas siluetas borrosas cubiertas con capas, con las manos en llamas y flotando… todo esto estaba encabezado por un humano que llevaba una caja en sus manos, éste parecía como si estuviera fuera de si, hipnotizado; lo pero es que sus “miradas” se dirigían hacia el gran ventanal donde ella se encontraba.

Llena de miedo y como pudo, la mujer corrió a la recámara de sus hijos e intentó llamar a sus papás, a la policía y hasta al papá de sus hijos, pero no tuvo éxito, el teléfono no reaccionaba… así transcurrió el tiempo hasta que los primeros rayos del sol se dejaron ver.

Todo se volvía a sentir tranquilo, mientras la mujer lograba comunicarse con el papá de sus hijos para contarle lo acontecido se percató que tras la ventana todo era normal, quién estaba al otro lado del teléfono acordó llegar cuánto antes con ellos.

La hija mayor de la mujer, quien tenía 7 años escuchó la conversación que su mamá había tenido al teléfono, cuando colgó le dijo que se trataba de la Santa Compaña, un grupo de almas en pena que anunciaban un mal presagio, de igual forma le explico que la persona que ahí se encontraba era porque estaba pagando una penitencia.

Casi al mediodía el papá de los niños llegó, y mientras la historia era contada sonó el teléfono; la abuela de los niños informaba del fallecimiento de uno de sus hermanos, tío de la mujer que había presenciado lo de la Santa Compaña, el mal presagio había llegado.

Algunos días después de lo acontecido, la hija de 7 años llegó con un libro de la escuela en donde se hablaba de esta agrupación de almas, cuando la mujer leyó se sintió afortunada de no haber podido correr la cortina aquella noche, ya que se dice que quienes ven directamente a la Santa Compaña, durante toda su vida pagarán una penitencia y una de ellas es salir algunas noches en busca de más víctimas inocentes para que queden en tú lugar.

 

También te puede interesar: La leyenda de la niña que ronda el panteón de Guadalajara

 

No te puedes perder...

¡Alto! Por ningún motivo tires el aceite de cocina usado por el fregadero, aquí te decimos qué hacer con él

Terminemos con el mito ¿La vitamina C funciona contra el Covid-19?

La paradoja de la sandía ¡Una fruta que puede ser buena pero peligrosa a la vez!

La misteriosa leyenda de las mujeres en el metro Apatlaco