free hit counter
EN EL CENTRO
La CASA DE LOS MACETONES, el lugar en donde un hombre mantuvo cautiva a su familia por 18 años

La CASA DE LOS MACETONES es un lugar que se hizo famoso en la década de los 50´s debido a que un hombre mantuvo cautiva a su esposa e hijos durante 18 años.

La CASA DE LOS MACETONES, el lugar en donde un hombre mantuvo cautiva a su familia por 18 años

La casa se encontraba en la esquina de Av. Insurgentes y la calle Godard, al norte de la Ciudad de México, y se le conoce como la CASA DE LOS MACETONES debido a que el zaguán negro que se encontraba afuera estaba custodiado por dos enormes macetas.

Rafael Pérez Hernández se encontraba casado con Sonia María Rosa Noé; ambos eran de Jalisco y tuvieron seis hijos: Libre, Soberano, Triunfador, Bien Vivir y Libre Pensamiento.

Rafael era un químico que en su juventud había perdido uno de sus brazos en un accidente de tren, por ello guardaba mucho odio y rencor en su ser.

La casa no solo servía como su vivienda, pues también ahí toda la familia realizaban el oficio que Rafael les había enseñado: hacer veneno para ratas para después venderlo.

En el año 1959 el caso de esta familia se dio a conocer en diversos diarios gracias a un mensaje anónimo que llegó a la policía y por el cual Rafael fue detenido y llevado a Lecumberri, y es que la gente se conmocionó al enterarse que ni la madre de familia ni los seis hijos podían salir a estudiar o a hacer las compras… llevaban 18 años secuestrados en aquél lugar.

El argumento que Rafael dio a las autoridades cuando le preguntaron por qué había mantenido a su familia cautiva fue que los estaba protegiendo de la maldad, la corrupción y los vicios del mundo exterior.

Se dice que debido a que dos de los hijos más grandes del matrimonio estaban entrando a la adolescencia cometieron incesto.

Respecto al tema de la educación se desconoce si los niños habían recibido algún tipo de clase de español, matemáticas u otro tipo de materia, y es que se cuenta que además eran ateos.

La comida de la madre de familia y de los hijos consistía en avena, frijoles y agua; por ello padecían de anemia. Rafael por su parte, se daba el lujo de salir a comer a restaurantes y hasta de contratar prostitutas.

Estando en la cárcel, Rafael Pérez Hernández aún recibía la visita de sus familiares, quienes aún le tenían mucho respeto, sin embargo, se quitó la vida en su celda de Lecumberri en el año 1972.

La CASA DE LOS MACETONES, el lugar en donde un hombre mantuvo cautiva a su familia por 18 años

Este caso fue tan sonado que fue inspiración para varios artistas, los cuales aprovecharon para hacer novelas e inclusive para llevar la historia a la pantalla grande:

  • Luis Spota con La carcajada del gato en 1964 (novela)
  • Sergio Magaña con Los motivos del lobo en 1965 (libro)
  • Arturo Ripstein con El castillo de la pureza en 1972 (película)

La “Casa de los macetones” también era conocida como “El Castillo Purificador”.

 

También te puede interesar: ¿Por qué Sara García no quería a Jorge Negrete?

No te puedes perder...

La leyenda del hombre que se aparece en el Centro Histórico de la CDMX

¿Por qué Sara García no quería a Jorge Negrete?

Joaquín Pardavé: 9 datos que NO conocías del polifacético actor

¿Qué son los gastos hormiga y cómo están terminando con tu quincena?