free hit counter
BLOG: Leyendas
La leyenda del Hospital Juárez

Una de las tantas leyendas que circula en la Ciudad de México es la que surgió en el Hospital Juárez y que también es conocida como La Planchada; el relato cuenta que allá por el siglo XX una enfermera de nombre Eulalia trabajaba en el nosocomio, su vestimenta siempre era impecable y muy bien planchada.

La enfermera que viene del más allá para cuidar a los enfermos.

Eulalia siempre cuidaba muy bien de los pacientes y por tal motivo todos halagaban su trabajo; un día un nuevo médico de nombre Joaquín llegó a trabajar al hospital, era un joven muy apuesto, sin embargo, también era muy orgulloso.

Eulalia al verlo quedó perdidamente enamorada de él y al poco tiempo se hicieron novios, aún cuando muchas personas le recomendaron no lo hiciera, pues era un hombre coqueto con otras enfermeras.

La relación fue duradera e inclusive Joaquín y ella planeaban casarse, por lo que Eulalia se encontraba muy feliz e ilusionada… sin embargo un día Joaquín le dijo que tenía que hacer un viaje de 15 días a un seminario en el norte del país. A ella ese acto le pareció un poco raro, pero no dejó de desearle un feliz viaje mientras continuaba con los planes de boda.

Tema relacionado: El Psiquiátrico San Rafael

Una semana después ella ya lo extrañaba mucho y platicando con uno de los enfermeros del Hospital acerca de su relación con Joaquín le confesó que el médico se había casado y que se encontraba de luna de miel, además de que había renunciado para ir a radicar a otra ciudad. La enfermera no podía creer lo que estaba sucediendo y entró en una profunda depresión que hizo que dejara de poner atención y cuidado a su trabajo; más tarde enfermó y falleció en ese mismo Hospital.

Después de algún tiempo empezaron a suceder muchas cosas extrañas ya que diversos pacientes agradecían los cuidados a las enfermeras por haber suministrado algún medicamento o por haberlos cuidado, cuando ellas en realidad no lo habían hecho. Al describir a la enfermera que los cuidaban siempre coincidían en que era una mujer de cabello corto y con la ropa muy almidonada por lo que empezaron a sospechar de las apariciones de Eulalia o bien de “La Planchada” e inclusive las mismas enfermeras dieron testimonio de que cuando se llegaban a quedar dormidas alguien golpeaba sus cabezas para que despertaran y siguieran al cuidado de los enfermos.

Hasta la fecha esta leyenda sigue vigente, y es que no solo en el Hospital Juárez continúan las apariciones, en otros nosocomios comentan también ha sido vista.

También te podría interesar: La leyenda de Verónica

No te puedes perder...

La leyenda de “La casa de la tía Toña”

La leyenda del panteón “Jardines del Recuerdo”

Leyenda: El Desierto de los Leones

La mujer del taxi