free hit counter
BLOG: Leyendas
La leyenda de la casa de Aramberri

La ambición y codicia entre familiares ha dado pie a muchas de nuestras leyendas, y esta no es la excepción, pues hoy relataremos la famosa historia de la casa de Aramberri, el famoso crimen que terminó con la felicidad de una de las familias más acaudaladas del estado de Nuevo León hace algunos años.

No confíes ni en tu propia familia…

Este relato aconteció allá por el año 1933, en el estado de Nuevo León, exactamente en la calle de Aramberri número 1026 en el centro de Monterrey.

Doña Antonia Lozano de 54 años y su hija Florinda Montemayor de 19 estaban dispuestas a salir a dar un paseo para disfrutar de la tarde, pues el jefe de familia, Don Delfino Mayor por asuntos de trabajo en esos momentos se encontraba de viaje.

Ambas mujeres estaban listas para salir, sin embargo, un llamado inesperado a la puerta modificó los planes.

Doña Antonia abrió la puerta… ahí la tragedia le aguardaba.

Una tercia de hombres violentos ingresó a su casa para despojar a la familia de la valiosa caja de monedas que guardaban.

Tema relacionado: La casa de los tubos

No obstante de robar todas las cosas valiosas, torturaron, acuchillaron y mataron a las pobres mujeres, quienes un par de días después fueron encontradas totalmente desfiguradas por Don Delfino.

Las investigaciones policiales arrojaron que alguien cercano a la familia habría sido el culpable, pues la cerradura no se encontraba forzada, además de que el loro de la familia no dejaba de repetir: ¡No me mates Gabriel, no me mates!

De inmediato las autoridades se dieron a la tarea de investigar a algún Gabriel en la familia, afortunadamente no tardaron con encontrar al culpable, pues se trataba nada más y nada menos que del sobrino de la ya fallecida señora Antonia.

Junto con sus dos cómplices fueron declarados culpables y les fue aplicada la ley fuga en donde los 3 terminaron muertos (se dice que esto fue más por órdenes de Don Delfino).

La casa fue cerrada de inmediato, pues sucesos paranormales se empezaron a presentar; por las noches, lamentos y gritos desgarradores se podían escuchar.

En la actualidad la casa de Aramberri, se ha convertido en un sitio muy visitado por los turistas, no importando que la propiedad se encuentra en total estado de abandono.

También te puede interesar: El Palacio de Lecumberri

 

 

 

No te puedes perder...

¿Qué elementos debe llevar la Ofrenda de Día de Muertos?

La leyenda de la Carreta de la Muerte

La leyenda de la Mano de la Reja

La leyenda de la Mujer del Candil (Guerrero)