free hit counter

Jorge Guzmán
BLOG
Jorge Guzmán
septiembre 10, 2012
LOS HÉROES QUE NOS DIERON PATRIA

           En toda la historia hay héroes, cada país tiene los suyos. Mujeres y hombres que fueron más allá que el resto en busca de un ideal. Se les recuerda, se les honra y le sirven de ejemplo a las nuevas generaciones ya sea por su valor, su sabiduría.

México no es la excepción,  hay muchos hombres y mujeres que han sido héroes, algunos muy conocidos, otros, cuyo nombres no se olvidaron  también salvaron vidas o hicieron cosas nobles pero estaban en el lado de los perdedores o no hubo quien diera a conocer su acto de valor.

Desde que era niño recuerdo como en septiembre las calles se llenaban de banderitas e imágenes de los héroes nacionales. En los días previos al día 15 en las escuelas algunos iban disfrazados de alguno de los padres de la patria y escuchaba como repetía de memoria alguna biografía de esas que venían en las estampitas.

Con el tiempo y conforme me fui haciendo adulto me pregunte ¿Cómo lucieron de jóvenes? Porque Hidalgo estoy seguro que tuvo cabello en toda la cabeza algún día. ¿Qué hacían para vivir? ¿Qué les gustaba? La historia nos dice que eran hombres y mujeres que pelearon por un ideal pero ¿Se llevaban bien?

Una de las primeras cosas que descubrí es que algunos tenían nombres muy largos:

Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte Villaseñor  nació en Hacienda de Corralejo cerca de Pénjamo, hoy Guanajuato, 8 de mayo de 1753 – Chihuahua, Chihuahua, 30 de julio de 1811. Tenía 58 años cuando murió. Era hijo de un hacendado. Le apodaban “el zorro”  porque en los debates era muy difícil ganarle desde sus épocas de seminarista y yo sospecho que desde antes. Se ordeno sacerdote a los 17 años.  Le gustaba mucho tomar chocolate, de hecho antes de ir a dar el grito de independencia en la madrugada del 16 de septiembre se sabe que se tomo una taza. Fue Director del colegio de San Nicolas.

José María Teclo Morelos Pérez y Pavón nació en Valladolid, Michoacán, 30 de septiembre de 1765 – Ecatepec, Estado de México, 22 de diciembre de 1815 tenía 51 años cuando murió. Era hijo de Manuel Morelos, carpintero de ascendencia india y de Juana María Pérez Pavón, criolla, cuyo padre había sido maestro de escuela en la ciudad. Durante catorce años, su madre le enseño las primeras letras y ayudaba a la familia. En 1779 muere su padre y queda al cuidado de su tío Felipe que era un transportista de esa época, tenía una recua (así se le llama a un grupo de mulas)para trasladar mercancías de Acapulco a la ciudad de México. Con lo que ganaba se hizo de sus propias mulas y sostenía a su Madre y hermana. A los 25 entra al colegio de San Nicolás  para ser  sacerdote y darle gusto a su Mama. Ahí conoce a Hidalgo que era el director, se ordena en 1795. Y ese precisamente ese conocimiento de los caminos lo que lo hizo sumamente peligroso para los realistas durante la guerra de independencia.

Curiosamente su cuerpo no se encuentra en la columna de la independencia pues uno de sus dos hijos ilegítimos lo desenterró y se lo llevo a un punto indeterminado donde aun descansa sin que nadie sepa su paradero.

Maria de la Concepción Josefa Ortiz Magón mejor conocida como Señora Doña Josefa Ortiz de Domínguez nació el 8 de septiembre de 1768 – 2 de marzo de 1829.

Esta mujer siempre ha llamado mi atención porque desde que la veía en las moneditas de 5 centavos parecía como de 60 años cuando solo tenía 42 al inicio del movimiento de Independencia. Además era una dama de sociedad por lo que debió ser atractiva conforme a los conceptos de la época. A ella la detuvieron al descubrirse la conspiración y la encerraron en el convento de Santa Clara donde permaneció toda la guerra de independencia. En 1822 Iturbide le ofrece un  puesto en la corte del primer Imperio y ella lo rechaza por que no estaba de acuerdo con formar parte de un Imperio. Muere en México D.F., el 2 de marzo de 1829, a la edad de sesenta y un años. Sus restos fueron enterrados en el convento de Santa Catalina, aunque algún tiempo después fueron trasladados a Querétaro, donde reposan junto con los de su marido, en el Panteón de queretanos ilustres, en un mausoleo construido en su honor en 1847 en el antiguo huerto del convento de la Cruz.

También se sabe que Allende e Hidalgo no eran muy buenos amigos. Sus discusiones sobre el rumbo que debía tomar el movimiento armado fueron casi peleas a golpes.

Y para terminar. Después de perder la nueva España los ibéricos no se quedaron de brazos cruzados.En 1829 los españoles intentaron reconquistar México, con una fallida expedición de cuatro mil hombre al mando de Isidro Baradas. El gobierno mexicano encomendó a Antonio López de Santa Anna vencerlo y al lograrlo se convirtió en héroe.

Si bien la imagen de la Independencia que guardamos es muy ideal. La verdad sobre ella es muy diferente ya que fue hecha por hombres y mujeres con ideales y virtudes pero también con defectos, si no recordemos a Agustín de Iturbide que se proclamo emperador en un ataque de soberbia.

Te puede interesar: